"La conciencia, esa gran desconocida y, paradójicamente, tan presente en nosotros como ausente en el mundo"
(Amador Martos)

Blog de Amador

Filtrar por categorías:
Que contenga las palabras:
Podemos y Ganemos

PODEMOS Y GANEMOS: BICEFALIA DE UN MONSTRUO

Artículo escrito el 24 de enero 2015

1-Podemos entra en la historia

El equipo técnico de Podemos con Pablo Iglesias a la cabeza ha representado la mayor capacidad de auto-organización entre algunos intelectuales, como no se recuerda desde aquél dúo González-Guerra, ahora devenidos en Iglesias-Monedero, respectivamente. Estos profesores de ciencias sociales se han autoproclamado salvapatrias desde las ciencias políticas, como si la praxis política fuese una ciencia exacta. A la vista está que la política es una herramienta utilizada por la oligarquía financiera mediante bipartidismos que maneja a su antojo. De ahí nos viene la corrupción generalizada y el saqueo al estado del bienestar desde la era Reagan-Thatcher mediante la implantación práctica del neoliberalismo a finales de los años setenta. Pero todo ello es consabido por esos profesores de ciencias políticas. La cuestión es: ¿qué discurso elaborar para hacer frente al eufemístico “pensamiento único neoliberal? Como no podía ser de otra manera, la ola de indignación surgida tras el 15M fue el caldo de cultivo que propició el surgimiento del fenómeno social Podemos. ¿Qué de bien lo están haciendo esos profesores de ciencias políticas?

He aquí el primer craso error de los bienpensantes del equipo técnico, incluido un filósofo premiado con el Premio Libertador al Pensamiento Crítico en la Venezuela de Chávez. La política no es una ciencia, es el arte de hablar para buscar el bien común mediante la verdad, la justicia y en libertad, para hallar no sólo la felicidad individual sino también la colectiva. Y para tal labor social, la filosofía es la excelsa ciencia del saber que ha sido destronada por las ciencias económicas y políticas. Pero también la psicología positivista se ha erigido sobre la filosofía como garante del sentido que hay que dar a la vida. Por tanto, hay un error de planteamiento epistemológico aún no resuelto en la historia reciente de Occidente. El pensamiento occidental nos ha descrito una verdad sustentada en el materialismo científico y que ha contaminado nuestro modo de vivir al expoliar no sólo la biosfera sino también la noosfera. En los términos del sociólogo Bauman, vivimos en una sociedad líquida donde el imperativo categórico kantiano se hace más apremiante que nunca. Dicho amor o solidaridad social ha sido muy evidente en las mareas de todos los colores surgidas todas ellas tras la ola de indignación ciudadana el 15M del 2011. Sin embargo, en honor a la verdad, el 15M no es más que un tímido surgimiento de la conciencia colectiva diez años después que surgiera el Foro Social Mundial en 2001. En dicho sentido de la cronología histórica, el surgimiento de Podemos no es más que un punto y aparte dentro del paradigma conocido como altermundismo, otro mundo es posible. La cuestión por tanto a plantearse es: ¿cómo construir ese nuevo mundo? Y aquí, a mi humilde entender, es donde Podemos se ha equivocado, pues ha querido combatir contra una plutocracia sustituyéndola por una autocracia en la figura de Pablo Iglesias, como si de una reencarnación se tratara del fundador del Partido Socialista Obrero Español. Tal acusación por mi parte requiere, obviamente, de una coherente explicación.

La génesis de Podemos, a riesgo de equivocarme muy poco, se gestó así: La casta o “ego” plutocrático, ha depredado al planeta y al ser humano como es evidente ante tanta corrupción a costa de un Estado famélico de todos “nosotros”. Es evidente que hay un pueblo muy cabreado que sale de la ignorancia inducida (véase el “virus de la desinformación” en la obra de Max Otte: El crash de la información) y que pide un salvapatria. Pero salir de la ignorancia y pedir un líder de repuesto no es la solución. La solución estriba en el empoderamiento consciente de las personas a tomar las riendas de su vida en la política misma. Y ello no puede hacerse de otra manera que sustituyendo la democracia representativa vertical por una democracia participativa horizontal. Ahí está la clave del mensaje. ¡Estamos hartos que nos gobiernos los mismos desde la transición! Unos profesores de ciencias políticas en connivencia con un nutrido grupo de colaboradores ideológicos, se hace eco de este mensaje de empoderamiento y llevan a la práctica la mayor de las estrategias políticas como no se recuerda en muchos años: Podemos.

2-Podemos: el empoderamiento en falso

Estos profesores de ciencias sociales ingenian un figura mediática propulsada mediante un dominio de las redes sociales como nunca se había visto antes, dando así el primer golpe de efecto en las Europeas. Sin lugar a dudas toda una proeza lograr cinco eurodiputados. Impredecibles para muchos, pero no para mí que le dije a mi hijo que sacaría contra todo pronóstico cinco escaños. ¿Por qué pude acertar el resultado? Sencillamente porque ya observada yo que estaban diseñando un plan milimétricamente calculado cual batalla tras batalla había que llegar a la victoria final. El plan era muy ingenioso, se trataba de dar un gran golpe de efecto que calaría en todas las personas “indignadas” contra el poder establecido. Hay que hacer constar que toda persona puede estar indignada pero no necesariamente empoderada con conocimiento de causa de dicha indignación. La indignación es una emoción que puede ser sufrida por toda persona, empoderada o no. ¿Qué es el empoderamiento? Empoderamiento se refiere al proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual, política, social o económica de los individuos y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones en que viven. Generalmente implica el desarrollo en el beneficiario de una confianza en sus propias capacidades. En dicho sentido, es evidente que se marca una dicotomía cognitiva entre el ignorante y el sabio tal como describiera excelsamente el filósofo Platón en su alegoría del Mito de la Caverna.

Es inevitable, el ser humano está abocado a la trascendencia de su consciencia cognitiva en un alarde de intentar comprender cuál es el sentido de su vida. Y cuando llegan los embargos, el paro y la pobreza porque así los han decidido los poderes fácticos, la vida se presenta como un sin sentido que aboca a miles de personas al suicidio. Al despertar del sueño, sólo vemos fracaso. Es el fracaso de toda una vida manipulada por otros, es decir, sin empoderamiento, sin consciencia cognitiva para el correcto discernimiento de saber cuál es el sentido de la vida. Esta ignorancia generalizada tiene todos los tintes de un pensamiento débil en los términos del filósofo italiano Vattimo, que ha devenido en La sociedad de la ignorancia (véase esta muy interesante obra escrita por pensadores contemporáneos). ¿Cuál es la diferencia esencial entre el ignorante y la persona empoderada? El ignorante, sobre todo en materia económica y política, necesita de un líder. La persona empoderada, generalmente, posee una cosmovisión más elevada del sentido de la historia y de la vida que la que posee la persona ignorante. No en vano, la educación ha sido objeto de manipulación por el sistema como defiende el filósofo y educador austríaco Ivan Illich en su obra La sociedad desescolarizada escrita en 1971, para evitar el pensamiento crítico y empoderado de las nuevas generaciones. Y la prueba evidente de que sólo cambiaremos nuestro mundo cambiando la educación, están en las revolucionarias “escuelas activas” como demuestra Germán Doin en su documental La educación prohibida y su plataforma educativa Reevo.

Como dice el pensador francés Edgar Morin: “Educar para comprender las matemáticas o cualquier disciplina es una cosa, educar para la comprensión humana es otra; ahí se encuentra justamente la misión espiritual de la educación: enseñar la comprensión entre las personas como condición y garantía de la solidaridad intelectual y moral de la humanidad”. Esa perspectiva pedagógica propuesta por Morin está incursionando en la educación, véase en este sentido la obra del físico y maestro Carlos González Pérez titulada Veintitrés maestros, de corazón: un salto cuántico en la enseñanza.

La educación y por tanto el conocimiento son los elementos que, generación tras generación, han sido los pilares de la dominación ideológica de un depredador sistema capitalista. La educación como pieza epistemológica ha sido obviada por esos profesores de ciencias política al engendrar el monstruo Podemos. En vez de apostar por el empoderamiento ciudadano mediante la educación como revulsivo de una revolución espiritual, esos profesores de ciencias políticas han elegido teledirigir a los “ignorantes” hacia una autocracia. La estrategia del equipo técnico tenía como prioritaria acción crear un líder de masas que contara con el apoyo de la gente “indignada” (la gran mayoría), ellos serían los “empoderados” políticamente para diseñar una hoja de ruta para revertir el poder del “yo” plutocrático al “nosotros”. Ellos que criticaban a la casta son la nueva casta que necesitan de todos los indignados ignorantes para establecer una jerarquía de mando vertical, desde arriba abajo, despreciando la genuina horizontalidad donde realmente se produce el fenómeno del empoderamiento. Los ciudadanos se vuelven locos por un líder mediático como Pablo Iglesias, pero en ese fervor mesiánico, muchos obvian de llevar a cabo el propio empoderamiento en los términos descritos más arriba. Irremediablemente, se produce una brecha epistemológica entre el sector crítico de Podemos que discrepa de la ideología propuesta por Podemos: se vende empoderamiento a las bases, cuando en realidad, dicho empoderamiento ha sido cedido por los ciudadanos al confiar nuevamente en un líder mediático que recorta sus promesas día a día. Aquellas famosas palabras de Pablo Iglesias al decir más o menos que “las mentes más brillantes del pueblo podrían acceder al gobierno de la nación”, han sido cambiadas por una votación-plancha desde arriba hacia abajo al imponer sus sesenta y dos consejeros sobre el resto de aspirantes procedentes del pueblo. Se lucha contra la plutocracia mediante una autocracia. Sólo cambia la cracia. Dicho de otro modo, el empoderamiento de los ciudadanos se ha quedado por el camino, como lo demuestra la obra la La sociedad de la ignorancia. Más que nunca es necesaria una reconstrucción epistemológica, una ciencia del conocimiento que pertenece propiamente a la filosofía, tan denostada por el sistema capitalista para evitar el pensamiento crítico de los ciudadanos.

Por tanto, en la construcción ideológica a nivel práctico, se presentaba un dilema: ¿Cómo organizar un discurso revolucionario para romper el bipartidismo y que pueda ser a la vez ser reproducido socialmente a nivel organizativo? Aquí entrababan en juegos varios factores a tener en cuenta por los estrategas: un perfecto dominio de las redes sociales para defender un discurso revolucionario, una figura mediática para “captar” a todos los “indignados” y también algunos despistados “empoderados” que quisimos poner a prueba el espíritu Podemos. La cuestión por tanto, como todo buen líder de masas era pasearse por los plató de televisión haciendo crecer su imagen mediática tal lo hiciera Felipe González antaño, mientras que de la evolución ideológica y su construcción como modelo de sociedad quedada relegada al ámbito de la improvisación y rectificación a medida que subía las encuestas y se acercaba peligrosamente a las barbas de la oligarquía financiera. Fue ganando popularidad pero a cambio fueron moderando algunas reivindicaciones. Pablo Iglesias tenía un frente abierto en la construcción epistemológica del ideario de Podemos: ¿Cómo organizar a los de abajo, una manada de ignorantes que no piensan por sí mismo, para que se adhieran a su liderazgo todavía en formación?

Tal cuestión se resolvió de la siguiente manera: el “empoderamiento” ciudadano correspondería, como es de pleno derecho, a los círculos como revulsivos de los ciudadanos “indignados”. Una jugada maestra, ya tenía entretenido al personal en organizarse localmente, eso sí, prohibiendo que los ciudadanos “empoderados” pudieran presentarse a las elecciones, pues como minoría deberían que lidiar con todos los ignorantes “indignados”, a modo de arribismo, lucha de egos y falta de conciencia transpersonal. Así es como los círculos, en la práctica, han salido a hostias limpias en muchos municipios.

Mientras tanto, el ingenioso equipo técnico, que sabía que Podemos no podía dar la impresión de estar edificando una autocracia en la figura de Pablo Iglesias sobre un empoderamiento en falso de los círculos, se vio obligado a dividir la estrategia entre la “figura organizativa” a futuro de los círculos, pero canalizando el empoderamiento a través de los “Ganemos o Guanyem” como defiende precisamente en sus principios organizativos, sirviéndose así de válvula de escape para el activismo social de los círculos. En ese momento es cuando el equipo técnico era consciente que había engendrado un monstruo sin controlar.

Por un lado, había que organizar a una masa crítica de ignorantes “indignados” con la promesa de la construcción desde “abajo hacia arriba”, cosa la cual ha quedado manifiestamente como una mentira y una burda manipulación mediante los cuatro rodillos aplicados: en primer lugar, el equipo técnico como ideólogo del majestuosos plan frente a la única candidatura de enfermeras; en segundo lugar, la presión psicológica contra la propuesta de Echenique desde una posición de dominio mediático respecto a los borradores por aprobar; en tercer lugar llegaron las votaciones-plancha en el Consejo Ciudadano Estatal (en el que se colocaron a los amigos de confianza tranzando así radicalmente una raya entre “ellos” y los casi mil aspirantes procedentes del pueblo). Y por último, para rematar el control del autócrata, propagar a diestro y siniestro el equipo “Claro Que Podemos” como el bueno a votar, despreciando una vez más el trabajo de las bases.

3- De Podemos a Ganemos

Una vez controlado el cotarro por abajo, es decir, tener controlados a los ignorantes “indignados”, tocaba lidiar con el “Ganemos o Guanyem” presentados como movimientos de empoderamiento desde los movimientos sociales. Llegado a este punto, el monstruo podría desbocarse y hubo que anestesiarlo para tenerlo controlado. A ello se dedicó Jaume Asens como miembro del Consejo Ciudadano Estatal, y en colaboración de Ada Colau, se construyó el Guanyem Barcelona. Con esta jugada maestra Podemos tenía una mano puesta sobre el nacionalismo catalán al poner en jaque la ruta secesionista de ERC. Pablo Iglesias y su equipo técnico había metamorfoseado a Podemos en Ganemos. Control total. Los núcleos de decisión de Guanyem son dos. Por un lado, las reuniones de coordinación, en las que participan cinco portavoces (Ada Colau, Joan Subirats, Gerardo Pisarello, Gala Pin y Jaume Asens) y representantes de comisiones. Y por otro el plenario, hasta 60 personas. ¿Un pueblo empoderado, o más bien una exigua jerarquía auto-proclamada en nombre del pueblo? Podemos apoyando a Ganemos para conquistar el ayuntamiento de Barcelona desde los movimientos sociales. Así es como Guanyem se ha convertido en la marca catalana de Podemos. Una bicefalia en toda regla para controlar organizativamente desde arriba hacia abajo al ignorante pueblo (la mayoría) mediante Podemos, y por otro lado, controlar el innegable e imparable empoderamiento (una minoría a tenor de las presencias en las asambleas) mediante Guanyem o Ganemos. Un error a toda luces en la construcción epistemológica del ideario elaborado por el equipo técnico de Pablo Iglesias.

El equipo técnico de Pablo Iglesias ha creado una bicefalia que habrá que seguir con suma atención. Pero lo que es ya seguro es que en ni en Podemos ni en Ganemos hay una propuesta de empoderamiento ciudadano como asignatura pedagógica en nuestro sistema educativo. Hay que romper el circuito de dominación ejercido por los plutócratas rompiendo el flujo de información y conocimiento inter-generacional mediante una renovada educación, como pretendo epistemológicamente en mi libro La educación cuántica. La bicefalia Podemos-Ganemos tiene una errónea construcción ideológica al haber postergado el empoderamiento ciudadano en libertad y con conocimiento de causa mediante una renovada pedagogía libertaria, y en su lugar haber entrar al trapo en la lucha de poder por el propio sistema que critican ambos movimientos sociales. Porque sólo son eso, dos movimientos sociales con las espadas en alto hacia arriba, que hay que hacerlo, pero sin descuidar la mirada de abajo mediante el empoderamiento horizontal gracias a una renovada pedagogía cognitiva y educativa. Porque, como dijera el inconmensurable filósofo alemán Kant: “La educación es el desarrollo en el hombre de toda la perfección de que la naturaleza es capaz".
Ver más


Desprecio

EL DESPRECIO DEL EQUIPO TÉCNICO A LAS BASES DE PODEMOS

Artículo escrito el 7 de noviembre de 2014.

Este artículo está reproducido en el epílogo de la obra PODEMOS

Me presento como candidato al Consejo Ciudadano con una gran ilusión por poder expresar las ideas que llevo germinando durante años. Pero a la vez estoy observando que el “rodillo” en tres fases (lista del equipo técnico, borradores y ahora lista-plancha) es más de lo mismo como la casta en su procedimiento político. Con la bandera del empoderamiento, Pablo Iglesias ha subido como la espuma, pero a costa de una figura mediática enarbolada en nombre de todos nosotros. Esto es más de la misma democracia que criticamos algunos, y no democracia real como demandamos desde los círculos.

Por otro lado, impiden la doble militancia para que no hagan daño a los intereses del equipo técnico, que dicho sea de paso se ha apoderado del espíritu del 15M prometiendo el oro y el moro, para dejar luego en la cuneta a los activistas sociales e intelectuales que llevamos años denunciando este perverso y depredador sistema capitalista.

El equipo de Pablo está luchando contra la casta con las mismas reglas de la casta: la manipulación psicológica sobre las masas, en el caso de Pablo, como muchos recordarán, “amenazando” con su marcha si su equipo y sus ideas no salían elegidas. Pablo no es coherente consigo mismo, porque llama al empoderamiento de los círculos, pero prohibiéndoles expresar sus ideas en sus municipios para hacer políticas cercanas a los ciudadanos. Pablo ha pensado por nosotros: somos como niños, no pensamos por nosotros mismos, debemos ser “tutelados” desde arriba, como hace la casta.

En función de lo anterior, entérate Pablo que con tu actitud has generado un karma (causa-efecto) cuya resultante será un sector crítico que te estará esperando a la vuelta de la próxima asamblea. Porque no te quepa duda, señor Pablo, que tus votantes son los millones de personas que necesitan votar a un líder mediático. Sin embargo, los activistas sociales, los que llevamos hace años defendiendo el espíritu de ATTAC, del Frente Cívico Somos Mayoría, del 15M y otras mareas sociales, los que trabajan a pie de los círculos, y creo que hablo en nombre de muchos de mis compañeros, estamos decepcionados por el paternalismo ideológico que Pablo Iglesias nos ha endosado.

Pero a pesar de todo lo anterior, lo peor queda por llegar, pues Pablo será un simple “Felipe González” al que habrá que vigilar de cerca, no porque haya temor que se convierta en casta, sino porque Pablo no tiene un discurso ideológico alternativo al neoliberalismo. El equipo técnico de Pablo Iglesias está obviando todas las tendencias ideológicas alternativas (psicológicas y filosóficas) en la elaboración de un ideario. Manuel, un amigo mío humanista me decía: “Si el gobierno de Rajoy mañana creara 3.000.000 de puestos de trabajo, las personas volverían al sistema de la casta y Podemos se derrumbaría como un castillo de naipe. ¿Por qué?

Sencillamente porque para cambiar el sistema hay que cambiar primero por dentro, una finalidad perseguida mediante mi propuesta La educación cuántica. Si las personas no cambian su modo de actuar, pensar y amar, por mucho que voten a Podemos (sobre todo los borregos exentos de pensamiento crítico), el sistema perpetuará su adoctrinamiento ideológico y Podemos no habrá realizado la verdadera transición que la humanidad necesita: pasar del racionalismo pragmático (hemisferio izquierdo) al racionalismo espiritual (hemisferio derecho).

Pablo Iglesias se ha apoderado de una latente consciencia social pero no de la verdadera espiritualidad, la misma que estamos construyendo en la PAH, en los círculos y en las calles. Él y su equipo técnico han despreciado nuestro trabajo al tratarnos como niños que no pueden ganar en la rifa del Consejo Ciudadano porque las cartas están marcadas. ¡Trileros disfrazados de demócratas!

Por todo ello, creo que mi candidatura es simbólica pues, casi con toda probabilidad, no tiene las mismas oportunidades que los “agraciados” de la lista de Pablo que, por el simple hecho de estar en ella, tienen todos los números de entrar al Consejo Ciudadano en detrimento de los candidatos sueltos que, con mucho esfuerzo y sacrificio, han decidido promocionarse en una elecciones pensando que el partido sería justo. Pero no es así, como en el fútbol, casi siempre ganan los grandes, Real Madrid o Barça, en este caso Pablo y su grupo de amigos.

Para finalizar una reflexión: como miembro de la mesa estatal del Frente Cívico Somos Mayoría, conocí a Juan Carlos Monedero en una de esas reuniones. Meses después salió contra todo pronóstico Podemos. Lo tenía bien callado y jugando a dos bandas, ahora lo veo claro. ¿Pero sabéis qué? A muchos integrantes del FCSM, en una reunión posterior a la salida en escena de Podemos, reconocimos que Podemos ha “robado” el discurso del FCSM, pero no ha canalizado el espíritu subyacente propugnado por Julio Anguita. Hay partido para largo. Principalmente porque la actual crisis no es solamente económica y política sino, eminentemente filosófica, pues se está derrumbando todo el pensamiento occidental sustentado en el ego fragmentado y disociado de la colectividad (viejo mundo), y en el nuevo mundo a construir por todos nosotros pocos son todavía los verdaderos empoderados, es decir, que la masa crítica está lejos de constituir una piña amorosa en el más pleno sentido del imperativo categórico kantiano. Queda mucho trabajo en el plano emocional y psicológico. Pero Pablo ha apostado a corto plazo en las elecciones generales para “derribar” a la casta con la misma prepotencia con la que ha actuado en el proceso constituyente de la asamblea Sí se puede. En mi humilde entender ha errado la senda, subestimando al mismo pueblo que dice defender.

El propio Pablo, con su desprecio a las bases y prepotencia ideológica, como si estuviera en posesión de la verdad, ha impuesta su lógica partidista (disfrazada de equipo técnico), invalidando el trabajo y el derecho de igualdad en el sufragio de las elecciones. Él sabrá. Quien siembra vientos, recogerá tempestades. Y aún no habiéndose entrado en campaña, ya amenazan nubarrones como acredita la retirada de la lista de Echenique. Y yo con ellos, y muchos con nosotros que piensan lo que escribo aquí pero que todavía no salen de su asombro de lo que están presenciando. Así es la vida, unos trabajando a pie de obra y otros recogiendo las mieles, sobre todos los desconocidos de la lista de Pablo que no luchan en pie de igualdad con el resto de candidatos. Y luego quieren construir la democracia real, venga ya…

Quiero cerrar esta reflexión declarando que los filósofos se han visto destronados primero por las ciencias empíricas, luego por la psicología positivista, y ahora por un puñado de profesores de ciencias políticas. Las ciencia sociales, ya sean la economía o la política, están a años luz de cerrar la brecha epistemológica entre la razón pragmática (casta) y el racionalismo espiritual (tránsito del “yo” egoísta al “nosotros” kantiano). La crisis de la humanidad, y por ende la de España, no es sólo una crisis económica y política sino, eminentemente, una crisis de conciencia de la humanidad que requiere una profundidad pensativa de las mejores mentes, ahora despreciadas por una lista-plancha.

Si a Pablo Iglesias le llega este escrito, que sepa que ha abierto la caja de pandora, que luego no se extrañe de las consecuencias, y no es una amenaza sino un análisis fenomenológico del sentir y el pensamiento que ronda en las mentes de los disidentes ideológicos. Quien avisa no es un traidor. Que te vaya bien Pablo. Seguiré apoyando a Podemos, pero no a Pablo y a su equipo técnico, por pura decoherencia con los principios de igualdad y justicia equitativa. Que os vaya bonito, pero os observamos desde la distancia.

Amador Martos García
Librepensador.
Ver más


Amigo virtual

CARTA ABIERTA A UN AMIGO VIRTUAL

Artículo escrito el 29 de junio de 2014.

En mi último artículo ¡Friki, aprovechado, oportunista…, pero Podemos!, fui gratamente sorprendido por los comentarios de mi amigo virtual Ignacio Daranas. Dice así: “Amador déjalos vivir en su ignorancia, ellos se pierden tus reflexiones, pero ciertamente el pueblo, la gente de toda España nos estamos organizando en grupos de trabajo para acabar con lo que todos sabemos, en fin, no quiero extenderme pero te diré que me encanta leer reflexiones, historias, argumentaciones, textos como las tuyos, por cierto, tus detractores ¿saben leer?”. Y prosigue: “Amador, sólo digo lo que es cierto, argumentas a través de la historia del pensamiento, el cambio de mentalidad que está viviendo la sociedad y en el cual hay mucha gente que queremos participar, “daría todo lo que sé por la mitad de lo que me queda por aprender, un saludo”.

Entre tanta chorizada en el Ayuntamiento de Torredembarra, han salido a la superficie de la reflexión atrevidos y neófitos pensadores, quienes pretender domesticar a este librepensador. Hasta ahí podríamos llegar. Sin que pueda parecer una pedantería, en mi primer libro Pensar en ser rico, en el año 2008, tres años antes del 15M del 2011, preconizaba el espíritu de las mareas sociales y de Podemos. No sólo debemos defendernos de los poderes fácticos que ahogan nuestras vidas sino que, además, debemos ser cautos y pedagógicos en la elaboración y difusión del discurso ideológico de esa nueva conciencia colectiva que confluye en PODEMOS. Ideológicamente, está todo por organizar, todo por idear. La noosfera abierta al universo cuántico. ¿Quién va a pensar en todo ello? ¿Los materialistas científicos?, ¿La casta plutocrática?, ¿Las religiones?, ¿Los ignorantes esclavizado a la caverna capitalista?

Están quitando la filosofía de los institutos, y luego nos quitarán la educación. ¿Por qué? Para que la gente no piense. La crisis que vive la humanidad, no es sólo una crisis social, económica y política, sino eminentemente es una crisis epistemológica, intelectual, filosófica y espiritual también. Hay una efervescente actividad en los cambios de paradigmas, imperceptibles para los que “dicen lo que piensan, pero sin pensar lo que dicen”. En efecto, estamos ante un cambio sociológico (del neoliberalismo al altermundismo), un cambio psicológico (de la psicología positivista a la transpersonal), epistemológico (del materialismo científico al “misticismo cuántico"), y por todo ello, también ante un cambio espiritual (del racionalismo pragmático al racionalismo espiritual).

Gracias Ignacio, me congratula tener como amigo una persona que comparte mis pensamientos. Porque es en la construcción de nuestros pensamientos como podemos acrecentar una ideología alternativa al economicismo neoliberal. Y PODEMOS representa ese espíritu, porque estamos actuando desde el hemisferio derecho, el emocional, con la razón puesta en el espíritu, y no en el ego.

Te puedo garantizar que, en el círculo de Torredembarra, estamos creando un grupo cada vez más numeroso de personas que trabajamos desde la solidaridad colectiva en vez de la razón pragmática e individualista. El presunto liderazgo que se me atribuye por mi activismo social, es malinterpretado por mis detractores como “personalismo” u “oportunismo”. Quien me lee, como bien te agradezco, sabe de mis pensamientos. En la PAH, y ahora en PODEMOS, veo la cristalización de los postulados defendidos en mis diversas publicaciones. Estamos viviendo en directo el despertar de una conciencia colectiva, nada que ver con el ego del sistema capitalista. Y los que todavía no han despertado, están como en la Caverna Platónica de Platón, esclavizados a un sistema de pensamiento llamado eufemísticamente “único” y “neoliberal”.

PODEMOS representa el espíritu que, desde que tengo uso de la razón, vengo buscando a través de todas estas organizaciones humanas: ATTAC (el necesario altermundismo), Asociación de Filosofía Práctica de Cataluña (asesoramiento filosófico), Frente Cívico Somos Mayoría (en busca del ideal colectivo), y ahora PODEMOS (la razón en el espíritu colectivo).

Es hasta coherente que, desde la fenomenología de la conciencia, como ciencia del espíritu, me halle como un afortunado pensador que está viviendo con júbilo un segundo renacimiento en la humanidad, imperceptible todavía para muchos, tal es la autopoiesis de la razón hacia el espíritu colectivo. Y dicho espíritu está en la PAH y demás mareas de todos los colores, quienes, desde el dolor y el sufrimiento, quieren luchar por el derecho a decidir sobre unas vidas secuestradas por el tótem del dinero.

Más allá de lo material, se halla la dignidad humana, ese espíritu que ha sido servilmente reconvertido mediante la hiperrealidad de Braudillard, la sociedad líquida de Zigmunt Bauman, o el pensamiento débil de Vattimo. Así es como se ha llegado a La sociedad de la ignorancia (libro recomendable).

Como puedes ver amigo Ignacio, mis pensamientos vagan por la noosfera, aparentemente como un oportunista por algunos cuando, en realidad, como filósofo transpersonal, estoy proponiendo una renovada visión epistemológica y educativa para salir de las garras del economicismo neoliberal. Nos han acostumbrado a pensar desde unos poderes fácticos que han manipulado, no sólo nuestras vidas, sino, eminentemente, nuestra libertad a disponer del conocimiento como una tabla de salvación. Porque, como dijera el insigne Aristóteles, “El saber es poder”. Eso lo saben bien los plutócratas que han desgraciado nuestras vidas, pero somos cada vez más los que estamos trabajando en la construcción de un nuevo mundo interior y colectivo (inconsciente colectivo de Jung), una noosfera cada vez más consciente de sí misma. Evidentemente, se trata de una renovada ideología por construir, como defiendo en mi artículo científico (http://www.transpersonaljournal.com/pdf/vol4-issue1/Amador%20Martos.pdf).

PODEMOS también está construyendo su ideología. Pero no es suficiente tener una teoría económica y una política social determinada, sino que hay que establecer un ideario científico, intelectual y educativo. La humanidad está experimentando una crisis epistemológica: desde la teoría del conocimiento, hay que ocuparse de problemas tales como las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas que llevan a la obtención del conocimiento, el mismo que está siendo secuestrado por los poderes fácticos como demuestra el espionaje mundial realizado por la NSA estadounidense.

PODEMOS encaja en mis pensamientos, o mis pensamiento en PODEMOS, tal se tratara de una sincronización como postula Jung. Y tú amigo Ignacio, como muchos otros, creo que estamos en la vibración adecuada para percibir ese cambio de paradigma cultural con importantes repercusiones en la sociología (nuestra relación con el mundo exterior), la psicología (nuestra percepción del mundo interior), la economía (el valor de las cosas), la política (el valor del bien común), la ciencia (saber es importante), pero también la filosofía (más importante es saber pensar bien, ser un librepensador). Y ese es el problema, que le pensamiento occidental está caduco, el capitalismo ha agotado su recorrido, ha llegado a tal límite que la razón está casi desintegrando el espíritu colectivo. Pero, como dijera el filósofo griego Aristóteles, “la naturaleza no hace nada sin motivo”.

El ego plutocrático está agonizando. Sólo hay una salida: el imperativo categórico kantiano, la mejor definición racional del amor. Esa senda, creo, es la elegida por PODEMOS. Ese es el espíritu que estoy experimentando en el círculo Torredembarra y, estoy seguro, se está viviendo en todos los demás círculos de España.

Gracias Ignacio, gracias por leerme, gracias por aliviar la soledad pensativa de este filósofo transpersonal.
Ver más


Podemos

FRIKI, APROVECHADO, OPORTUNISTA... PERO PODEMOS!

Artículo escrito el 27 de junio de 2014.

Friki, aprovechado, oportunista, son algunas de las desacreditaciones personales que he sufrido en mi persona por sentirme como un activista social, por expresarme como un activista cuántico, o por reclamar el ejercicio popular del pueblo a través de Podemos.Pero, lo que no saben muchos de mis detractores políticos, es que mi activismo social va ligado a un discurso filosófico defendido a través de mis diversas publicaciones, y que tienen en su génesis al espíritu del 15M, como dejé huella hace tres años en las pasadas elecciones. Por eso me critican: porque el miedo está cambiando de bando.

La clase burguesa, los típicos caciques, quieren perpetuarse en su dominio sobre el pueblo gracias a un sistema de partidos verticales. Pero están obviando un despertar colectivo de la ciudadanía, muy indignada y encolerizada por el secuestro de su derecho a decidir sobre sus vidas. El pueblo está despertando. La dicotomía entre derechas e izquierdas está en un tránsito de paradigma desde de los de “abajo” contra los de “arriba”. El pueblo, como potencia Podemos, será lo que él mismo decida a través de sus ciudadanos cada vez más empoderados como colectividad. Se trata de un resurgir de la razón que está dejando un viejo mundo (capitalismo versus consumismo) para crear un nuevo horizonte: el espíritu colectivo, el imperativo kantiano, tan denostado por el pensamiento occidental.

La clase dominante de mi pueblo, los que me desacreditan como friki u oportunista, no han comprendido todavía que está surgiendo una creciente conciencia colectiva que busca empoderarse, como fomenta Podemos. El gran reto será el proceso de construcción de una ideología que contrarreste al nefasto, asfixiante y depredador economicismo neoliberal (véase mi propuesta ideológica en mis libros). Los ciudadanos queremos recuperar nuestro derecho a decidir sobre nuestras vidas, que no nos embarguen, que no nos cortan el agua, una sanidad y educación universales, que los bancos no engañen con preferentes o burbujas inmobiliarias, que no paguemos cada vez más por todo. Ello es una evidente esclavitud que nos impide pasar del primer nivel de las necesidades según La Pirámide de Maslow. El quinto nivel, la autorrealización o felicidad, es inaccesible para todos "nosotros" porque los poderes fácticos ("yo plutocrático", ego) han convertido la democracia en una plutocracia. Así hemos llegado a La sociedad de la ignorancia (recomiendo la lectura de este libro).

Los ciudadanos tenemos ante nosotros el reto de recuperar la genuina libertad natural que ha sido transmutada en libertades civiles secuestradas por los plutócratas. Sin pensamiento ni libertad, estamos muertos. Por eso quitan la filosofía de los colegios: para que la gente no piense por sí misma. Clase burguesa y pudiente de Torredembarra que me critica por mis ideas: no voy a ser esclavo de las vuestras, ni yo, ni muchos como yo. Somos cada vez más. Podemos.

Yo no quiero ser esclavo de un sistema corrupto. Por eso soy activista social así como activista cuántico. Soy un librepensador. Los que me tachan de friki en Torredembarra, sólo saben de mí por una mera interpretación objetiva, pero nunca llegarán a conocer la profundidad de mis pensamientos, porque nunca me han leído. Los amigos y compañeros que se han aventurado a crear Podemos en Torredembarra, saben bien de los que les hablo: estamos creando un nuevo mundo, aquél que se haya en la profundidad de nuestro ser, la perenne sabiduría que nunca debimos olvidar. Y en ese recorrido interior, todos hemos descubierto que, como decía Platón en el mundo de las ideas, la idea suprema es el amor.

Si Podemos respira amor, nada podrá la “casta”.
Ver más


Podemos y syriza

LA PEDAGOGÍA OCULTA DE SYRIZA Y PODEMOS

Artículo escrito el 7 de junio de 2014.

En las elecciones europeas del 25M ha habido un doble golpe de efecto que ha desbordado todas las previsiones de la “casta”: por un lado, en Grecia, la coalición de la izquierda “radical” se ha afianzado como la mejor fuerza de cara a la próximas elecciones generales; por otro lado, aquí en España, Podemos no ha sido un grano en el culo de la “casta” sino todo un furúnculo que le va a escocer hasta las próximos elecciones generales.

Evidentemente, a los medios de comunicación nacionales, ni les ha interesado hablar de Grecia durante estos años de crisis, ni les era conveniente explicar cómo el pueblo se estaba empoderando y reorganizando desde el dolor y el sufrimiento impuesto por la Troika. Todo esto no interesaba a los españoles. Lo interesante es hablar de Podemos y convertirlo en el blanco de todas las críticas como si de un demonio se tratara, cuando en realidad, es un legítimo derecho que tienen los ciudadanos para organizarse y recuperar por medios “democráticos” la libertad a decidir sobre sus propias vidas, hasta ahora inmersas, como dice la obra con el mismo título, en “La sociedad de la ignorancia”.

Como he argumentado en mi artículo “Podemos y el cambio de conciencia en España”, el fenómeno social Podemos, también viene acompañado por un fenómeno psicológico de duelo que ha reactivado la propia conciencia sobre la importancia en tener las riendas de nuestro destino. A este empoderamiento de sí mismo para decidir en libertad y con conocimiento de causa es a lo que tiene miedo la “casta”: que pensemos, por eso nos quitan la filosofía del sistema educativo.

No olvidemos que la crisis social y política globalizada en el planeta responde también a una crisis del pensamiento occidental que ha fracasado en su imperialismo económico a la vez que está destruyendo a la biosfera y la noosfera. El caso Snowden respecto al espionaje de las comunicaciones y los pensamientos de los ciudadanos, estados, y hasta instituciones políticas europeas, pone en evidencia que la verdadera guerra en el mundo no sólo es entre los “ricos” y los “pobres”, sino sobre todo entre los que poseen el conocimiento (ciencia al servicio del imperialismo bélico) y los ignorantes desprovisto de él, arrojados éstos en el fondo de la caverna platónica.

Sin embargo, cuando un ciudadano sólo le queda por perder su dignidad como ser humano, porque le han quitado su casa, su trabajo, su salud y hasta su vida, la única salida es luchar con ahínco por la simple supervivencia. Pero en esta contienda ya no caben actos revolucionarios violentos que sirven de excusa para sacar leyes mordazas, sino una revolución sustentada en la cultura, en el saber, porque, como dijera el político inglés Benjamín Disraelí, “Darse cuenta de que se es ignorante es un gran paso hacia el saber”. La “casta”, en realidad, a lo que tiene miedo es que tengamos un discurso organizado, estructurado, justificado, esperanzador y hasta académico, como pretende este filósofo.

Evidentemente, es una lucha ideológica, donde el “pensamiento único neoliberal” es la mayor falacia de nuestra historia reciente, sustentada en un unívoco discurso intelectual que ha conseguido durante décadas fragmentar todo el espectro de las izquierdas. He leído multitud de artículos que intentan explicar la dialéctica del poder de la última centuria desde ideas anticapitalistas, comunistas, marxista, etcétera, obviando lo esencial, a saber, que la crisis del sistema capitalista es una crisis ideológica, pero sobre todo con profundas connotaciones psicológicas y epistemológicas como demuestran los últimos avances de las neurociencias quienes afirman que la realidad es una ilusión, dejando en evidencia lo que reivindicaba Platón como mundo de los ideas. Luchar por las ideas es lo que hace Podemos.

Cuando se sale de la caverna platónica, el deslumbramiento por la luz exterior es tal, que genera confusión, nihilismo, desconcierto, desorientación, pero también esperanza, aires de libertad y perder el miedo al miedo. Cuando se tiene consciencia de que hay que luchar por la libertad natural del ser humano que ha sido metamorfoseada en libertades civiles en manos de los tiranos de cuello blanco, el ser humano, como una mariposa sale de la orúga, sale al encuentro de sus más nobles ideales. Y eso representa Syriza y Podemos.

En la conflagración mundial entre la dualidad riqueza-pobreza (lucha de clases en términos de Marx), subyace una lucha moralmente más importante: la lucha entre la dualidad libertad-esclavitud (reyes, curas y mercaderes frente a una masa crítica de esclavos ignorantes). Sólo el conocimiento y la educación pueden empoderar al hombre a sí mismo en libertad y con conocimiento de causa, aprehendiendo cómo la historia es manipulada, y también el presente, para seguir haciéndolo con nuestros hijos en el futuro. Si queremos lo mejor para nuestros hijos, no le demos cuatro monedas sino una buena historia que leer.

En dicho sentido, la historia de Syriza y Podemos, surgidas con el dolor y el sufrimiento de los pueblos, debería ser una magistral clase de historia contemporánea en los institutos de nuestros chavales, porque la educación es enseñar a ser libre con conocimiento de causa, y no como medio de adoctrinamiento al servicio de un sistema capitalista que crea hombres productores de bienes materiales para mayor satisfacción de la egolatría plutocrática. Pero creo que nuestros chavales son más listos que los ideólogos (PPSOE al servicio de la “casta”) que dirigen nuestros designios. Por eso nuestros chavales han votado a Podemos. Por eso tiemblan los cimientos de las estructuras pretendidamente democráticas, porque el sistema ideológico que sustenta un Estado sobre la mentira y el engaño está predestinado a derrumbarse. Sencillamente, porque está llegando una nueva generación de jóvenes y no tan jóvenes, quienes intentan estructurar un pensamiento alternativo al neoliberalismo.

Desde estas líneas, animo a Syriza y Podemos a realizar la revolución social, pero deben recordar que no pueden tener éxito si no viene acompañada de una renovada pedagogía y filosofía de la mente, como pretende el maestro Carlos González Pérez en su obra titulada Veintitrés maestros, de corazón: un salto cuántico en la enseñanza. Una interesante sinopsis de dicha obra:

“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos. Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón. Se plantea un modelo de enseñanza que se basa en descubrir la fuerza interior. Hoy puede ser ciencia ficción. Tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida”.

Tanto Syriza como Podemos tienen ante sí, no sólo una tarea social de regeneración democrática, sino el reto de afianzar los ideales de libertad, justicia e igualdad a través de la renovación por completo del tradicional sistema educativo. Sólo se logrará vencer a la “casta” cuando se haga desde la educación. Porque al decir del insigne filósofo Kant, “tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él”.

Si todos nosotros hubiésemos recibido una certera educación en los términos explicados anteriormente, probablemente habría sido menos violento el despertar de nuestra conciencia que a base de embargos, masivos despidos y suicidios de los que no se hablan en la televisión. La actual guerra globalizada, como he dicho anteriormente, no es entre los “ricos” y los “pobres” sino entre los que saben cómo funcionan el mundo desde el acopio y dominio del conocimiento para sus propios intereses y los demás, los ignorantes. Cuando éstos despierten en masa para hacer su propia revolución cognitiva e introspectiva, la “casta” poco podrá hacer con individuos empoderado de sí mismo en libertad y con conocimiento de causa. Porque la verdad nos hará libres.
Ver más


Estrategia oculta

LA ESTRATEGIA OCULTA QUE TEME LA "CASTA"

Artículo escrito el 5 de junio de 2014.

Tras la embestida del huracán Podemos en las entrañas de la “casta” que mece la cuna del bipartidismo, en una de mis meditaciones sobre el futuro aparentemente muy prometedor de estos aguerridos defensores de todos nosotros, se me ha ocurrido hacer un ejercicio de predicción política. La cuestión que se plantea a la vista de las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales, es saber si Podemos acertará en su estrategia de marketing político para llegar a la Moncloa como un movimiento horizontal organizado e ilusionante, como presumo y teme la “casta”.

Por tanto, permítaseme el lector que, como filósofo y titulado en marketing, haga un ejercicio sobre la posibilidad de que Podemos llegue a la Moncloa en plenitud de condiciones, una posibilidad más que real que ha provocado los nauseabundos y furibundos ataques desde todos los frentes de la “casta”. Para tal objetivo, en mi opinión, Podemos tiene que hacer una concienzuda planificación estratégica en conjugación con los tiempos políticos que se avecinan, una pelea sin cuartel en tres round.

En primer lugar, como activista que pisa la calle, soy muy consciente de la desbandada de militantes de base del PSOE, que llevan décadas, sí décadas, en un partido que comenzó siendo republicano y se postula ahora monárquico frente al creciente fervor de aires de libertad. Créame el lector si le digo que dichos militantes van a arrastrar no sólo su voto, sino el de sus familiares y amistades, hacia la opción emergente de Podemos, más allá de Izquierda Unida, pues ésta no ha sabido acercar su discurso al de la calle. Antes del 15M, el lógico trasvase del voto de izquierdas era presumiblemente para Izquierda Unida. Pero después de la entrada en tromba de Podemos, este incipiente proyecto político pretendidamente horizontal, surgido indudablemente del espíritu del 15M, ha vuelto a generar una inusitada ilusión en el corazón de muchos españoles indignados. Es más, incontables personas me dicen que de haber conocido Podemos un poco antes les hubieran votado. Por tanto, entre la desbandada del PSOE, más los desencantados de la “casta” política que se abstenían de votar, sumados a los activistas que tenemos plena conciencia de nuestra lucha por la libertad, mi primer pronóstico es que Podemos va a tener un crecimiento espectacular en los próximas elecciones municipales. Hay razones para que el miedo cambie de bando.

Ahora bien, llegado a este momento se plantea la primera dicotomía: ¿irá podemos en coalición con otros partidos de la izquierda, preferentemente Izquierda Unida? Si opta por una coalición con Izquierda Unida, traicionaría el espíritu efervescente de los círculos, que se saben muy poderosos pues el poder está en la auto-organización de los ciudadanos de a pie. Por tanto, una posible coalición, sobre todo no sería del agrado de los más jóvenes, eso me dicen a través de mi hijo. Pero, por otro lado, esa prepotencia juvenil, también es un riesgo, pues seguramente, con los números en la mano, obtendrían peores resultados que mediante una coalición. Por tanto, ¿qué hacer? Mi opinión es que, como los círculos son asamblearios, no debería imponerse directrices para las elecciones municipales, dejando que cada círculo pacte municipalmente con tal de echar del poder a los caciques de los pueblos. Así, en este primer asalto a las municipales, la estrategia de dejar libertad de coalición a los círculos, se saldaría no sólo con un sustancial incremento de votos, sino también con un posicionamiento importante en las alcaldías.

Dicho primer asalto del pueblo a las barbas de la “casta” mediante las elecciones municipales, daría alas a Podemos hacia el segundo asalto: las autonómicas. En esta fase de la jugada estratégica, el electorado objetivo de Podemos será la gran masa abstencionista que, por primer vez en muchos años después de la Transición, creerá en un renovado proyecto social, económico y político para recuperar la soberanía del pueblo, secuestrada ésta por los poderes fácticos mediante sus secuaces los curas, los monarcas y los mercaderes. Esta vez, Podemos se subiría a las barbas del bipartidismo para hundirlo definitivamente, a la espera del round final en las generales.

Llegaríamos así al tercer paso de la estrategia: estar en plenitud de condiciones intelectuales, estructurales y organizacionales, para dar el asalto final en la nuca de la “casta”, demostrando el pueblo que, cuando se propone poner la razón al servicio de la solidaridad colectiva y el amor, y no al del ego propugnado por el sistema capitalista, podemos recuperar nuestra libertad y dignidad humana que han sido arrebatadas con los embargos, los masivos despidos e intencionados recortes a la sociedad del bienestar.

Porque el sistema que defiende la “casta” es todo para ellos y nada para los de abajo, eso sí es ser anti-sistema, una centenaria lucha de clases que puede ser revertida si no hablamos ya de izquierdas y derechas, sino de neoliberalismo y altermundismo, como dos paradigmas intelectuales de rango superior: hay que derrotar al pensamiento único neoliberal mediante el “altermundismo”, porque “otro mundo es posible”, como demuestra el Foro Social Mundial que se celebra desde el año 2001, cuyos activistas ponen la razón al servicio del amor. Porque sólo el saber al servicio del amor puede sacar a la humanidad del ostracismo de la caverna platónica, en definitiva, lo que siglos atrás anticipó el insigne Kant mediante su imperativo categórico. Así es cómo el “nosotros” kantiano puede derrotar al ego plutocrático: ¡la “casta” tiene motivos para tener miedo!
Ver más


La socialización de las ideas revolucionarias

EPISTEMOLOGÍA DE LA CONCIENCIA: LA SOCIALIZACIÓN DE LAS IDEAS REVOLUCIONARIAS

Artículo escrito el 2 de marzo de 2012.

Este artículo está reproducido en el capítulo 5 de la segunda parte de la obra CAPITALISMO Y CONCIENCIA

1 - Dos ideas revolucionarias: la racionalidad y la espiritualidad

Toda idea revolucionaria es sumamente perjudicial para la salud. Jesucristo fue crucificado por defender que era hijo de Dios. Copérnico, Kepler y Galileo se enfrentaron a la inquisición eclesiástica por defender el sistema heliocéntrico de los planetas. Martin Luther King fue asesinado por defender los derechos civiles para los afroamericanos y la discriminación racial. Nelson Mandela estuvo 27 años en la cárcel por defender una democracia multirracial en Sudáfrica. Cualquier persona que tenga una idea para cambiar la ideología dominante de su época, debe saber que se enfrenta a una tarea inconmensurable que, a veces, se paga con la propia vida.

Sin embargo, es gracias al sacrificio, a la firme creencia y defensa de las propias ideas como la humanidad ha ido avanzado en mayores derechos y libertades. Así es como se escribe la historia, con la lucha de personas por un ideal a favor del verdadero conocimiento, la verdad y el amor a la humanidad.

A mi parecer, la racionalidad y la espiritualidad son las dos mayores revoluciones que se han dado en la historia de la humanidad. El primer Renacimiento humanístico de los siglos XV y XVI abrió paso a la racionalidad y a la conciencia histórica individual. Con la apertura racional instalada en el hombre, se desarrollaron la filosofía tradicional y las ciencias hasta llegar al advenimiento de nuestro mundo tecnológico y científico actual.

Sin embargo, la espiritualidad es todavía una revolución pendiente de realizarse plenamente, entre las razones más importantes, porque hay tantos dogmas como religiones en el mundo. Por tanto, el disenso religioso, impide establecer una espiritualidad plenamente consensuada para dirigir los designios de la humanidad. La espiritualidad que la humanidad necesita debe, inexorablemente, surgir de la propia racionalidad, cuyo concepto resultante sería el "racionalismo espiritual". Este concepto, desde un punto de vista epistemológico, lo atribuyo a Ken Wilber por haber aunado la racionalidad propia de la filosofía tradicional con la espiritualidad presente en la filosofía perenne, sobre todo la relacionada con la espiritualidad oriental como el Budismo, por ejemplo. Ken Wilber tiene el gran mérito de haber establecido las bases para el cambio de paradigma desde la filosofía tradicionalmente académica a la filosofía transpersonal, contempladora esta última de la actividad espiritual presente en la conciencia de toda persona y como potencialidad susceptible de ser trascendida a niveles superiores.

2 - El racionalismo espiritual y la psicología evolutiva de la libertad

El concepto "racionalismo espiritual" pudiera parecer ambiguo al presentar aparentemente contradicciones internas: ¿Puede una persona ser racional y espiritual a la vez? Si. ¿Puede una persona ser racional y carecer de espiritualidad? Si. ¿Puede una persona tener un comportamiento irracional a la vez que no espiritual? Sí. ¿Puede una persona tener un comportamiento irracional a la vez que espiritual? Si. Todas estas opciones combinatorias son posibles por la inherente libertad que cada persona tiene respecto a su propia racionalidad y espiritualidad. La libertad ha sido tratada específicamente en mi ensayo Pensar en ser libre, concluyendo en una psicología evolutiva de la libertad. Sinópticamente, esta es la tesis:

- En el plano material, el dinero nos da la opción de ser esclavo del sistema (pobres en general) o libre del sistema (ricos en general). Son dos libertades correspondientes al mundo de los sentidos.

- En el plano intelectual, la razón nos da la opción de ser un filósofo pasivo (ignorantes en general) o un filósofo activo (buscador de saber en general). Son dos libertades correspondientes al mundo intelectual.

- En el plano espiritual, el amor en sus diferentes manifestaciones sociales nos da la opción de expresarlo a nivel personal (egoísta e individualista) o universalmente (altruista y solidario).Son dos libertades correspondientes al mundo espiritual.

La combinatoria ascendente de cada plano de libertad (2x2x2) tiene como resultado 8 niveles existenciales y de conciencia en las que cada sujeto cognoscente puede desarrollar sus libertades, orientadas a la búsqueda de su propia felicidad así como la de la humanidad. Estas libertades propician la asunción decisoria personal de las propias creencias respecto de la racionalidad y la espiritualidad, subjetivamente idealizadas, creando una codificación moral rectora de nuestro deambular vital. El fundamento ontológico del por qué cada persona piensa como piensa, actúa como actúa y vive como vive puede ser objeto de estudio desde las diferentes psicologías tradicionales (psicoanálisis, conductismo, cognitiva, humanista y la psicobiología).

Sin embargo, hay que dejar constancia que, desde los años 60, surge la psicología transpersonal como movimiento que estudia los potenciales más elevados de la humanidad y del reconocimiento, comprensión y actualización de los estadios espirituales y trascendentes. Psicólogos y psiquiatras como Stanislav Grof y Abraham Maslow, entre otros, consideraron que era necesario investigar y desarrollar una nueva rama de la psicología que estudiase un conjunto de experiencias y fenómenos de la conciencia que hasta la fecha consideraron que la psicología corriente no atendía suficientemente. En consecuencia, en 1969, Maslow propuso el término "transpersonal" para designar esta nueva psicología que sería la “cuarta fuerza”. La primera era el conductismo, la segunda el psicoanálisis y la tercera la psicología humanista. “La pirámide de Maslow” es científicamente asumida y conocida por hacer referencia a una jerarquía de las necesidades humanas que defiende que, conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide). Su pirámide de las necesidades humanas está estructurada en cinco niveles:

- Necesidades básicas
- Necesidades de seguridad y protección
- Necesidades de afiliación y afecto
- Necesidades de estima
- Autorrealización o auto-actualización

3 - Conciencia y libertad

¿Qué tiene que ver esta psicología evolutiva de las necesidades humanas con la libertad planteada más arriba? En mi sistema filosófico, mucho, pues la psicología evolutiva de la libertad desarrollada en mi obra Pensar en ser libre, es una tesis epistemológica que posiciona los cinco niveles jerárquicos de Maslow a través de los ocho niveles de libertades expuestos anteriormente. Por tanto, la realización personal de las personas, ciertamente busca el camino ascendente por la “Pirámide de Maslow”, pero se concreta existencialmente a través del ejercicio de las diferentes opciones de libertad respecto del mundo sensible, del mundo racional y del mundo espiritual. Y, el ejercicio existencial desde las diferentes libertades, tienen su propia correlación en la conciencia de cada sujeto cognoscente, pues es la atalaya desde donde se toman las decisiones. Aunque la conciencia de cada persona pueda ser identificada objetivamente como un “yo” personal, en realidad, conceptualmente, la Real Academia Española de la Lengua la define así:

- Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta (conciencia y evolución).
- Acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo (conciencia sensible).
- Conocimiento reflexivo de las cosas (conciencia intelectual).
- Conocimiento interior del bien y del mal (conciencia moral).
- Actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio sujeto (es ese “lugar” donde la conciencia personal unifica las tres conciencias anteriores: sensible, cognitiva y moral).

Toda persona participa existencialmente, mediante sus tres conciencias, en los tres posibles mundos: el mundo sensible, el mundo intelectual y el mundo espiritual. La fenomenología objetiva de la existencia de toda persona es un fiel reflejo de su conciencia personal. La diferenciación de conciencia entre las personas viene determinada por las opciones de libertad mediante cada cual se enfrenta a sus tres mundos: el dinero en el mundo sensible, la razón en el mundo intelectual y el amor (o solidaridad social) en el mundo espiritual. Cuando una persona orienta su conciencia personal hacía el desenfreno materialista, sin atisbo de racionalidad ni espiritualidad, vivirá en la alegórica caverna platónica. Cuando una persona orienta su conciencia personal hacia la racionalidad, vivirá en un mundo intelectual, es decir, habrá salido de dicha caverna para ver el mundo inteligiblemente. Y, por último, cuando una persona orienta su vida hacia el altruismo, la solidaridad, la libertad y la felicidad de la humanidad en actos y pensamientos, entonces vivirá en un mundo espiritual. Tres mundos accesibles a cualquier persona desde la correcta gestión, o no, de su libertad.

4 - Conciencia personal y conciencia transpersonal

Con las explicaciones anteriores, se puede concluir que el racionalismo espiritual puede ser psicológicamente detectado en las personas gracias a la psicología transpersonal, y ahora más con la psicología evolutiva de la libertad. La psicología transpersonal tiene como objetivo detectar el nivel de conciencia de una persona, desde el instinto inferior sensible, pasando por su percepción racional, de modo que se la pueda ayudar a trascender hacia el nivel espiritual. Sin embargo, para no desviarnos del tema objeto de este artículo: ¿Cuál es la relación entre el racionalismo espiritual y las ideas revolucionarias? Pues precisamente que cada persona vive, piensa y ama en función de su propia codificación moral respecto de los tres posibles mundos: el mundo sensible, el mundo intelectual y el mundo espiritual.

Es por ello que hay personas que viven inmersos en el pleno consumismo y materialismo con ausencia de racionalidad y espiritualidad (es un estado que le conviene al neoliberalismo: que no pensemos).

También personas que viven, piensan y aman desde la racionalidad pero exentas de una espiritualidad hacia la humanidad (es el estado de los apologetas del neoliberalismo).

Pero hay también personas que, desde la racionalidad, luchan por un mundo más justo, solidario e igualitario para toda la humanidad, es decir, una apertura espiritual hacia la humanidad (es el caso de los defensores del altermundismo).

Por tanto, es perfectamente distinguible entre la conciencia personal, correlativamente subyugada y al servicio del neoliberalismo, así como la conciencia transpersonal lo está al servicio del altermundismo. Dicho de otro modo, el egoísmo y la individualidad propugnado por el neoliberalismo se manifiesta en las conciencias de las personas con ausencia de prístina espiritualidad. Frente a esa ideología dominante fruto del capitalismo, están surgiendo voces críticas de los activistas altermundistas que creen en la posibilidad de que otro mundo es posible. Se trata de una racionalidad con apertura a la espiritualidad humana, en la idea de que la humanidad puede evolucionar hacia una convivencia más justa, más igualitaria, sin guerras provocadas, sin hambrunas, en definitiva, una espiritualidad humana que busca el bien y la felicidad común para la humanidad entera. ¿Una utopía? Posiblemente hoy, sí. Pero recordemos cómo empezábamos este capítulo:

Toda idea revolucionaria es sumamente perjudicial para la salud. Jesucristo fue crucificado por defender que era hijo de Dios (hoy en día, el Cristianismo es una religión mayoritaria). Copérnico, Kepler y Galileo se enfrentaron a la inquisición eclesiástica por defender el sistema heliocéntrico de los planetas (hoy en día, nadie duda de que la tierra gira alrededor del sol).Martin Luther King fue asesinado por defender los derechos civiles para los afroamericanos y la discriminación racial (en 1964 fue Premio Nobel de la Paz por la defensa de sus ideas). Nelson Mandela estuvo 27 años en la cárcel por defender una democracia multirracial en Sudáfrica (en 1993 fue Premio Nobel de la paz por la defensa de sus ideas). Cualquier persona que tenga una idea para cambiar la ideología dominante de su época, debe saber que se enfrenta a una tarea inconmensurable que, a veces, se paga con la propia vida. Sin embargo, es gracias al sacrificio, a la firme creencia y defensa de las propias ideas como la humanidad ha ido avanzado en mayores derechos y libertades. Así es como se escribe la historia, con la lucha de personas por un ideal a favor del verdadero conocimiento, la verdad y el amor a la humanidad.

5 - La racionalidad es al conocimiento como la espiritualidad al amor

Por tanto, en la conciencia de cada cual reside la opción de comprometerse, o no, con ideas revolucionarias hacia una mayor racionalidad y espiritualidad. Citaba anteriormente que las dos revoluciones más importantes en la historia de la humanidad son la racionalidad y la espiritualidad, lo que viene a ser lo mismo que decir, respectivamente:

- Amar al conocimiento
- Conocer el amor

El amor al conocimiento es propio de los filósofos y científicos que han dedicado su vida y su pensamiento a la evolución cognitiva de la humanidad sin pedir nada a cambio y, en muchos casos, a costa de su tiempo, esfuerzo y la propia vida. En mi sistema filosófico hago hincapié en diferenciar entre los filósofos activos respecto de los filósofos pasivos. Los primeros, los activos, son los auténticos buscadores de saber. Los segundos, los pasivos, están instalados en la racionalidad desde un punto de vista de la herencia cognitiva mediante la historia social, pero no tienen una actitud pro-activa hacia el conocimiento. Son meros “usuarios” de la racionalidad y, mediante la experiencia vital, algo van aprendiendo.

Conocer el amor: solamente pueden sentir ese profundo sentimiento aquellas personas que, en cuerpo y alma, se han dedicado a los demás, como por ejemplo, la Madre Teresa de Calcuta y Vicente Ferrer, entre muchos otros. El amor tiene diferentes gradaciones: amor a los ancestros, amor a los padres, amor a lo hijos, amor a sí mismo, amor a la familia, amor a su comunidad social, amor a su nación y, finalmente, amor a la humanidad. (El amor a Dios también existe, pero la espiritualidad, en este artículo, no guarda relación ni con la religión ni con el misticismo, pues es una asunción moral propia de cada cual desde la fe). Por tanto, cada persona tiene un compromiso con cada uno de esos potenciales recorridos espirituales, de menor a mayor importancia cualitativa y cuantitativa.

La unión de ambos axiomas es lo que denomino racionalismo espiritual en la conciencia de una persona. Por citar un ejemplo: el doctor Pedro Alonso, desde una actitud científica (racionalismo) lucha contra la malaria. Desde hace 12 años dedica todos sus esfuerzos en combatir esta enfermedad paradigma de la pobreza (espiritualidad). Alonso dirige junto a su esposa Clara Menéndez el Centro de Investigación en Salud de Manhica, en Mozambique, galardonado el año 2008 con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional junto a los de Kintampo (Ghana), Ifakara (Tanzania) y el Centro de Investigación y Formación sobre la Malaria de Mali, con los que mantiene una estrecha colaboración.

6 - La ciencia de la conciencia: la filosofía transpersonal

Tras una incursión por el mapa psicológico de la conciencia, es más fácil comprender de dónde y cómo surgen las ideas revolucionarias: se trata de un verdadero compromiso con las creencias y valores internos de la persona poseedora de tales ideas. Y, si tenemos en cuenta los diferentes niveles de conciencia desde los menos a los más espirituales (detectables mediante la psicología transpersonal), se hace evidente la posibilidad epistemológica de estudiar el nivel evolutivo de la conciencia de una persona, y su interrelación con la humanidad y el universo, como he pretendido en mi obra La educación cuántica. Sin embargo, a modo de principio diferenciador sustentado en los contrarios propuestos por el filósofo Heráclito, podemos diferenciar conceptualmente entre la conciencia personal y la conciencia transpersonal, para describir objetivamente todo acto emanado de la propia “conciencia” del sujeto cognoscente.

Desde el punto de vista del mapa sociológico, la racionalidad y la espiritualidad se hallan diferenciadas pero no integradas. Es obvio, como se ha explicado anteriormente, que la humanidad está explotando todo el potencial de la racionalidad, pero en beneficio de un capitalismo libertino que no busca el bien común para la humanidad. Y es obvio también que la espiritualidad brilla por su ausencia en este mundo, por muchas religiones que tengamos. Se puede hablar de racionalidad y de espiritualidad como conceptos totalmente diferenciados. Pero ambos conceptos no están integrados ni social ni culturalmente: si fuera así no existiría la crisis humanitaria y ecológica que padecemos en la actualidad. Sin embargo, desde un punto de vista epistemológico, el racionalismo espiritual es ya una reciente realidad a través de la filosofía transpersonal y la psicología transpersonal.

Como he expuesto, la conciencia personal es al neoliberalismo lo que la conciencia transpersonal es al altermundismo. Es decir, los activistas altermundistas que vivimos, pensamos y actuamos desde la racionalidad espiritual, lo hacemos desde una racionalidad con la mira puesta en la espiritualidad de la humanidad. Sin embargo, es una incipiente idea revolucionaria frente a la ideología dominante del pensamiento único neoliberal. Es por ello que hay que amarse de valor, paciencia, entereza y estrategia para poder derrocar a los plutócratas, quienes pretenden nuestro control mental. Es cuestión de ir trabajando en el afianzamiento de la conciencia transpersonal en las personas, en defensa de las tesis altermundistas. El racionalismo espiritual es un concepto novedoso y desconocido para la mayoría de personas, sin embargo, subyace esencialmente en el pensamiento altermundista. Es por ello que propugno que el altermundismo constituye una auténtica revolución espiritual como movimiento social. Los actores, de un modo histórico y social, son muy variados. Formalmente, el Foro Social Mundial del año 2001, marca un antes y un después. Sin embargo, pienso que es perentorio hacer un reconocimiento a los primeros activistas anti-sistema que se manifestaron entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre de 1999 en Seattle (EE.UU), contra la cumbre la Organización Mundial del Comercio (OMC). Estos miles de manifestantes (se estima que unos 40.000) están considerados como el inicio de una nueva etapa del movimiento antiglobalización en contra de las consecuencias negativas del libre comercio. Desde el año 2001, el Foro Social Mundial mantiene reuniones anuales en diferentes ciudades del mundo. En él se integran cada vez más intelectuales y movimientos sociales, todos ellos apoyados por diferentes medios alternativos de información, pues ya sabemos que los medios de comunicación tradicionales están al servicio de los poderes financieros, y todos ellos bajo la tutela del enemigo invisible de la humanidad.

7 - Conceptos clarificadores

Concluyendo este artículo, puede ser resumido del siguiente modo:

- Toda idea revolucionaria puede ser perjudicial para la salud, pero conviene luchar por aquello en lo cual se cree que es correcto.

- Las dos mayores revoluciones de la historia de la humanidad son la racionalidad y la espiritualidad.

- La racionalidad de la humanidad fue una importante revolución, pues dio origen a la conciencia histórica individual desde el Renacimiento de los siglos XV y XVI hasta el nivel tecnológico de la actualidad. Sin embargo, la racionalidad ha sido secuestrada social y mentalmente por el neoliberalismo.

- La espiritualidad es una revolución todavía pendiente de realizarse plenamente en la historia de la humanidad.

- El racionalismo espiritual es un paradigma emergente que enlaza holísticamente la racionalidad con la espiritualidad. Se inició formalmente con la filosofía transpersonal y la psicología transpersonal.

-El racionalismo espiritual está presente en las personas con conciencia transpersonal.

- La conciencia transpersonal (altruista y solidaria) está presente en los presupuestos altermundistas.

- El racionalismo espiritual, por tanto, es el revulsivo del altermundismo.

- La conciencia de las personas, además de ser objeto de estudio por la psicología tradicional, puede ser estudiada desde la psicología transpersonal, cuyo objetivo es detectar el nivel de conciencia para que pueda ser trascendida hacia la espiritualidad.

- El mapa psicológico mide el nivel de conciencia de una persona desde la racionalidad hacia la espiritualidad.

- El mapa sociológico mide el nivel de conciencia colectiva desde la racionalidad hacia la espiritualidad.

- El racionalismo espiritual, a través del altermundismo, está fomentando la integración simbiótica de las conciencias personales hacia una mayor conciencia colectiva que priorice el bien común. Cuando se logre la pertinente masa crítica, el neoliberalismo como ideología predominante será sustituido por el altermundismo. Este proceso de cambio de paradigma del neoliberalismo al altermundismo es lo que denomino el segundo Renacimiento humanístico.

El neoliberalismo ejerce un control social y mental sobre todos “nosotros” y, con tal de mantener su plutocracia, no dudará en imponer su Nuevo Orden Mundial. También tenemos conocimiento de que el altermundismo constituye una verdadera revolución espiritual. Y sabemos que las ideas revolucionarias juegan un papel muy importante en la sustitución de una ideología dominante. Todas las personas con conciencia transpersonal, y por tanto con racionalismo espiritual, juegan un factor determinante en la futura consolidación del segundo Renacimiento humanístico.
Ver más